Las claves del talento

Fruto de revolucionarios descubrimientos científicos, se encuentra un aislador neural llamado mielina que algunos neurólogos consideran el santo grial de la adquisición de habilidades. He aquí la razón: toda habilidad humana, ya sea jugar a futbol o interpretar a Bach, proviene de una cadena de fibras nerviosas que transmite un diminuto impulso eléctrico, básicamente una señal, que viaja a través de un circuito. 

Contra más gruesa sea la capa de mielina, mayor será su capacidad de aislamiento, de manera que nuestros movimientos y pensamientos se volverán más veloces y precisos.

La mielina es importante por varias razones: es universal, todo el mundo puede cultivarla -de un modo más rápido durante la infancia, pero también a lo largo de toda la vida-; es indiscriminada, su crecimiento permite toda clase de habilidades; es imperceptible, no podemos verla ni sentirla; podemos percibir su incremento sólo a través de sus efectos aparentemente mágicos.

Publicaciones Similares

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.