El misterio del hombre

La historia cuenta que cuando llegaron las naves de Colón a las islas del Caribe, los indios americanos no pudieron verlas, pues nunca habían visto nada parecido. Y no podían verlas.

Cuando la flota de Colón apareció en el Caribe, ningún nativo podía ver las naves. Aunque estaban en el horizonte, no las veían porque su cerebro no tenía el conocimiento ni la experiencia de lo que era una carabela.

Sin embargo un chamán empezó a notar que se formaban una ondas en el mar, pero no veía ningún barco, y se preguntó cuál era la causa de ese efecto.

Siempre percibimos las cosas una vez la refleja el espejo de la memoria. Así que aún estamos limitados por lo que llega al cerebro humano, que nos deja ver y percibir lo que hacemos.

Los cientificos siempre han considerado la materia como la máxima expresión de lo que es estático y predecible.

La física cuántica lo dice muy claramente.

Según Heisenberg, codescubridor de la física cuántica, los átomos no son cosas; solo son tendencias. La física cuántica sólo calcula posibilidades.

www.mireteditorial.info – Teléfono: 675763503

ww

Publicaciones Similares

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.